Yo soy la mamá y tu eres la bebé!

soy mama

Hace varios días ya que el Ponquecito viene diciéndome esto: Mami, vamos a jugar a que yo soy la mamá y tu eres la bebé. Como de costumbre, he estado full de trabajo y no le he prestado la atención que debería, hasta que por fin ayer hice una pausa y le dije:

“vale, esta bien, vamos a jugar”

Desde el primer momento dejé que ella guiara la actividad, no porque quisiera estimular su liderazgo si no más bien porque no tenía ni idea de como iba esto, así que me hizo sentar en el puff mientras ella tomaba el tablet y fingía estar absorta viendo algo. A los pocos segundos me dijo: “llora” (jajajajajajja) debo confesar que me dio mucha risa, pero hice lo que se me pidió, y lloré como un bebecito. Creo que ahi fue cuando entendí como era la dinámica y finalmente me metí en el papel.

Ella se me acercó y me dijo:

“que te pasa mi amor?”

a lo que yo respondí

“tengo hambre mamá”

Seguidamente me trajo uno de sus platicos para darme una sopita. Yo de inmediato me puse a llorar y le dije “Nooo mamaaaá yo no quiero sopita, quiero chuche!!!”

Ella se sonrío y me dijo “si no te tomas la sopita, no hay chuche” mientras fingía ir y venir de la cocina. A todas estas yo lloraba y la llamaba “mamá ven, mamá ven” hasta que en una de esas se volteó y con carácter me dijo:

“no puedo! no ves que estoy ocupada??!! se me van a quemar los plátanos!!!

El comentario me causó muchísima risa pero a la vez, todo el juego me invitó a la reflexión.

soylamama

Muchas veces nos molestamos porque nuestros hijos no nos prestan atención y resulta que nos ven mucho más de lo que pensamos. Nuestro comportamiento y el manejo de nuestras emociones son captados milimétricamente (hasta las posturas las replicó con exactitud). Lo que parecía un juego inocente se transformó en toda una radiografía de quien soy, de mis comportamientos y de cómo soy percibida.

Recientemente tuve la oportunidad de leer una entrevista que le hicieran a Bruce Lipton, doctor en Biología Celular y pionero en la investigación con células madre. Sus estudios sobre la membrana celular y las modificaciones de las células según el entorno sentaron las bases de la nueva epigenética. Sus descubrimientos (que iban en contra de la opinión científica establecida de que la vida es controlada por los genes) y el estudio de la física cuántica le han llevado a criticar duramente la medicina convencional.

El Dr. Lipton asegura que: nuestra mente inconsciente es la responsable del 95% de nuestras conductas y de las decisiones que tomamos y afirma que el medio ambiente en el que nos desenvolvemos, o más bien la manera en la que lo percibimos influirá dramáticamente en nuestra salud.

Si sentimos que estamos en un ambiente hostil, nuestros genes estarán más propensos a la metilación, lo que conduce a la formación de células cancerígenas, mientras que si sentimos que vivimos en un ambiente agradable ocurre lo contrario (Estudios similares fueron desarrollados por científicos de la universidad de McGill en Canadá).

El Dr. Lipton afirma que la información del subconsciente se recibe en los primeros seis años de vida.

Eso que aprendiste en esos años se convierte en el conocimiento fundamental de tu vida. Por tanto, hay muchos estudios que demuestran que las enfermedades que tenemos de adultos, como el cáncer, tienen que ver con la programación y el entorno que vivimos en los primeros seis años de vida. El ho’oponopono y la Bioneuroemoción van más allá y nos hablan de nuestros ancestros y establecen que la memoria celular permanece de generación en generación y que incluso las emociones de la madre son percibidas y grabadas por el bebé durante el período de gestación y hasta los 3 años.

Me parece que me fui muy lejos, sin embargo creo que el mensaje esta claro.

Es de suprema importancia estar consciente de la energía que generamos alrededor de nuestros hijos.

Es fundamental enseñarlos a percibir de manera positiva el entorno y generar condiciones de bienestar, muchas veces a pesar de las circunstancias (la película “la vida es bella es un maravilloso ejemplo). Ellos puede que sean pequeños, pero son capaces de percibir la energía de una manera mucho más intensa que el adulto por ser seres puros y más receptivos.

Es nuestra responsabilidad como padres estar muy atentos a la información que esté siendo programada en el subconsciente de nuestros pequeños.

Si deseas leer la entrevista completa has click en este enlace

Anuncios

2 comentarios en “Yo soy la mamá y tu eres la bebé!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s