Una Mamá Trabajando en casa… Pros y Contras

trab2

Hace algunos días escribí un post en instagram sobre una anécdota relacionada con mi decisión de trabajar en casa y las travesuras del ponquesito, pero la verdad es que éste es un tema que vale la pena explorar, así que hoy les traigo mi visión acerca de esta experiencia de la cual disfruto desde el 2008.

Siempre supe que quería trabajar por mi cuenta. Tuve la oportunidad de trabajar en oficina durante mucho tiempo y si bien no puedo hablar de esa época como negativa (aprendí muchísimo) siempre sentí el deseo de fundar mi propia compañía y ser mi propia jefa. Luego de intentarlo en dos oportunidades no exitosas, finalmente lo logré (dicen por ahí que a la tercera va la vencida).

Ya tengo 7años de actividad continua e ininterrumpida, por supuesto con altos y bajos, pero que puedo calificar como “muy satisfactoria”

La idea era no solo tener un negocio propio sino poder estar en casa ocupándome de los míos también, estar presente y manejar mi tiempo en favor del tiempo en familia. Adicionalmente,  mi esposo y yo planeábamos tener descendencia por lo que el hecho de yo poder trabajar desde casa y ocuparme personalmente de mi bebé cobraba más fuerza.

Fue así como empezamos con un solo cliente. Bastante cuesta arriba y muchas ocasiones en las que pensé en tirar la toalla pero poco a poco y con trabajo de hormiguita, fuimos construyendo una cartera importante de clientes. Hoy en día, cuento con muy poco tiempo libre y en varias ocasiones he tenido que rechazar solicitudes de trabajo, por no poder cumplir con los tiempos de entrega.

Para mi en lo personal y a pesar de los obstáculos, ha sido una decisión más que acertada. No puedo decir que jamás volveré a trabajar para alguien más, pero de momento, estoy muy cómoda. Sin embargo, considero importante enumerar los Pro y Contras de lanzarse al agua en este tipo de aventura, por si alguien por ahí lo está considerando, quizá mi experiencia sirva de guía.

Aquí los puntos que considero relevantes

Pros:

1.- Se acaba el tiempo perdido en el tráfico. Solo cuando tienes reunión con algún cliente te das cuenta el tiempo que pierden la mayor parte de las personas camino a la oficina y de vuelta a casa.

2.- Puedes levantarte 5 min. antes de la hora laboral, a fin de cuentas, estás a solo una cuantos pasos de “tu oficina”. Por el contrario, si trabajas para alguien más y dependiendo de las distancias, es probable (con suerte) que tengas que levantarte al menos una hora antes de tu horario de entrada. Si debes llevar a los chiquitines al cole multiplícalo por 2 y si, más aún, tu lugar de trabajo queda bastante alejado y la vía es muy transitada pues vuelve a multiplicar por 2. 

3.- Puedes vestir como quieras. Yo ando en cholitas, sin embargo procuro estar medianamente arreglada, por un lado, para no caer en el descuido y por otro lado, porque aunque estés en tu casa, seguramente recibirás correspondencia o deberás enviar encomiendas con el mensajero.

4.- No tienes un sueldo tope. Si quieres ganar más pues trabajas más. Hay actividades económicas que permiten crear ingresos residuales.

5.- Manejas tu tiempo a conveniencia. No tienes que estar pidiéndole permiso al jefe para ir al acto del cole de tu hijo.

6.- Puedes estar presente en cada etapa del crecimiento de tus hijos. Puedes acompañarlos en sus actividades y estar con ellos si te necesitan.

Negativos:

1.- Pasarás mucho tiempo sola, sobre todo cuando los niños ya estén en el cole. Para mí no es un punto negativo en realidad, porque ese tiempo a solas conmigo misma es algo que disfruto muchísimo y que aprovecho para escuchar la música que me gusta o alguna conferencia o podcast interesante, pero seguramente más de uno extrañará los cumpleaños y amigos secretos de la oficina.

2.- Como cobras por lo que trabajas, es probable que, sobre todo al principio, aceptes más trabajo del que deberías, por lo  que igual tengas que levantarte temprano o, como en mi caso, acostarte tarde.

3.- Uno tiende a descuidarse. Estás en casa, así que a veces uno se pone demasiado “cómodo”. Yo cuando me di cuenta de que estaba cayendo en esto, comencé a arreglarme un poquito aunque no fuese a ver a nadie. La cercanía con la nevera y la despensa, también es un punto en contra que hay que saber manejar.

4.- No cuentas con la seguridad de un sueldo fijo. Últimamente he tenido la oportunidad de desarrollar actividades que me permiten cobrar un “fee mensual”, lo que me aporta cierta tranquilidad, sin embargo hay que tomar en cuenta, que siempre existe la posibilidad de que algún cliente se retrase con el pago.

5.- Ciertamente, compartir con los hijos 24/7 es una bendición, pero cuando tienes una presentación importante que entregar en las próximas 24 hrs. se complica la cosa. Hay que lidiar y atender al mismo tiempo con las demandas de los chiquitines, no solo los juegos sino sus necesidades más básicas, las exigencias del trabajo y los deberes de casa. Mi recomendación en este punto es buscar ayuda con lo que sea posible.

6.- Dependiendo de la actividad que decidas desarrollar, es probable que debas realizar algún tipo de inversión.

Por último, y esto lo coloco fuera de los Pro y los Contra porque dependerá de cómo cada familia desee enfocar la educación de sus hijos, es fundamental tomar en cuenta que los niños aprenden más con el ejemplo que con el discurso. Si estás en casa, tendrás mayores posibilidades de que observen tus comportamientos. Tus esfuerzos, tu dedicación en lo que haces, tu trato hacia los clientes, tu desempeño en el equilibrio de las actividades y como manejas las prioridades.

Mostrarles que, si bien es importante cumplir con las responsabilidades, la prioridad siempre serán ellos. Para mí éste es el punto más importante

Cuéntenme, han vivido o están viviendo la experiencia de trabajar en casa? Cuáles son sus preferencias, casa u oficina? Tienen algún punto adicional entre los Pro y Contras?

Anuncios

6 comentarios en “Una Mamá Trabajando en casa… Pros y Contras

  1. Yo trabajo desde casa ayudando en el negocio de mi esposo, con la parte administrativa, a veces me frusto porque tengo muchas cosas que hacer y mi bebe no me deja hacer nada, solo que este con el. Pero trato de prestarle atención a el y cuando se duerme aprovecho al maximo para sacar todos los pendientes

    Le gusta a 1 persona

  2. Mi esposo y yo trabajamos por nuestra cuenta desde hace un tiempo, ambos somos diseñadores, pero cada quien trabaja por su lado una que otra vez lo hacemos en conjunto.
    Es como dices, tiene sus pro y sus contras, por oportunidades que se presentaron ambos tenemos una oficina en mi caso por que trabajo con una amiga y bueno realizamos tarjeteria y diseños para fiestas temáticas y por el espacio y el perolero nos toco alquilar una oficina, digo oportunidades en nuestro caso una amiga se fue del país y nos paso su oficina, es agradable por que compartimos el espacio con varios diseñadores, fotógrafos periodistas pero al principio nos toco en casa, fue difícil por que vivimos un poco lejos de las comodidades de la ciudad, y no es fácil salir un momento a buscar un material o entregar algo, una de las cosas mas difícil es atender un cliente por teléfono si no es el perro ladrando es una de las niñas llorando, jajaja lo de la ropa es tal cual un día te levantas te bañas y te vistes como si fueses a salir pero hay otros días que te dices ah no importa cómoda pues! de la nevera ni hablar, le digo a mi esposo no compres muchas chucherías me las como mientras trabajo . Pero lo de administrar tu tiempo es lo mejor, se acabo esos días por ejemplo en mi caso tenia una reunión familiar y me llamaban con una emergencia en ocasiones me tocaba dejar la reunión y pasar por la oficina, o cambiar mis fines de semanas por esas emergencias, ya no mas, me trasnocho o trabajo full con una entrega pero son mis clientes lo hago con gusto y administro mi tiempo a mis necesidades. Aprendi que no valia la pena perderse esos momentos por un trabajo que al final de verdad no lo agradecen o no lo valoran.
    Ahora estoy comenzando en esta nueva experiencia atender a mis niñas la casa, y el trabajo ahora si desde casa por que aun muy pequeñas para llevármelas a la oficina, que gracias a dios hasta eso puedo hacer. Si ves mi oficina te reirías mucho te la describo alfombra de foami, a lado una cesta de ropa sucia donde apoya mi compu sobre un cutttin mate para apoyar el mouse y sentada en un banquillo pequeño casi al nivel de las niñas me levanto como mil veces para agarrar a victoria o por que Valentina ya va en la puerta, pero en el día de esta manera trato de atender a mis clientes, correos pequeñas correcciones y en las noches es cuando trabajo. Pero así nos toca y de verdad trato de disfrutar para no frustrarme y así compartir con mis niñas.

    Le gusta a 1 persona

  3. Es muy rico trabajar en casa aunque a veces se torne complicado con los hijos pequeños que requieren nuestra atención, pero nos sentimos más segurar teniéndolos a nuestro lado que en otro lugar, además las madres sabemos como multiplicarnos para hacer nuestro trabajo y atender a los hijos,es un Don de Dios.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s