1er Día en el Cole

cole2

Cada evento en la vida de nuestros hijos es único e irrepetible y sin duda alguna, la iniciación escolar es de las que causa mayor impacto, no solo en los pequeños, si no en los padres también.

Mi experiencia a este respecto con mis dos hijos fue diametralmente opuesta. Opuesta con relación a la respuesta de ellos y el enfoque que cada uno le dio al evento. Mi respuesta y enfoque en ambos casos fue la misma con 20 años de diferencia, lloré los primeros días cada vez que los dejaba y no podía evitar sentir ese pinchito de culpa al que las mamás somos tan adictas.

En muchas ocasiones, mami debe volver al trabajo y se ve en la necesidad de dejar a su chiquitico en la guardería con tan solo 6 – 8 meses. Afortunadamente yo contaba con el apoyo de mi familia, que me ayudó con el cuidado y la crianza de mi hijo así que nunca me vi en la necesidad de llevarlo a guardería sino hasta casi los 4 años. El pobre estaba tan desesperado, que ese primer día, apenas llegamos a la puerta del colegio, escapó de mis brazos y corrió hacia el salón como quien huye de un encierro prolongado y finalmente encuentra la libertad. Yo, por supuesto, me quedé ahi, parada, sonriendo en un intento fallido por contener las lágrimas. (lo mismo me pasó en cada acto del colegio, su graduación de bachiller, entrada en la universidad y un largo etc que ameritaría otra entrada para echarles el cuento como es debido).

Lo cierto es que 20 años después me encuentro en la misma situación. Esta vez nos habíamos organizado para que yo me quedara trabajando en casa, de tal manera que pudiese atender al bebé y retrasar así la mayor cantidad de tiempo posible la entrada al preescolar. Sin embargo, las cosas pocas veces suceden como uno las planea y a pesar de haber decidido que la ida al cole sería a los 3años, poco antes de cumplir los 2 años ya sabíamos que estar encerrada en casa conmigo trabajando no estaba funcionando, ni para ella, ni para mi, así que acudimos a un magnifico preescolar que tenemos cerca de casa y milagrosamente se abrió un cupo.

Basándome en mi experiencia previa, me preparé para que la nena repitiera la historia de su hermano y me dejara abandonada a mi suerte mientras se divertía con sus amiguitos. La historia no fue así. El proceso de adaptación fue bastante complicado, lo que me hundió aún más el clavo de la culpabilidad, pero con el cariño y la paciencia de las maestras, en dos semanas el ponquesito logró adaptarse y disfrutar de la nueva experiencia.

Hoy, dos años después, le gusta tanto su colegio que recientemente le dije que se quedara conmigo en casa y no quiso.

IMG-20150519-WA0012

La etapa de los dos años puede ser un tanto complicada, no por nada le dicen “aDOSlescentes” pero hay que recordar que es un momento en el que el niño atraviesa por cambios muy bruscos. Debe dejar el tetero, el chupón (si lo usa), se acerca el momento de dejar el pañal y encima de separarse de mamá para pasar el día con un montón de desconocidos. Recuerdo que lo primero que nos dijeron es que el proceso de adaptación es de aproximadamente dos semanas, cuando ya el niño comprende que mamá o papá siempre va a volver a por él, es decir, finalmente comprende que no fue abandonado y comienza a relajarse y disfrutar de la experiencia.

Es importante acotar que cada niño es único y vivirá el proceso a su ritmo. Como ya les conté antes, mi hijo mayor se adaptó el primer día y amó el colegio hasta el día que se gradúo (iba hasta enfermo).

Otra cosa importante a tomar en cuenta son algunos factores que rodeen al niño al momento de iniciar el proceso de escolaridad, como por ejemplo, tener un hermanito. En algunos casos, esto suele afectarlos y hacerlos mas irritables, porque no entienden porque él debe ir al cole y el hermanito no.

Cualquiera que sea el caso, les comparto algunas de las indicaciones que nos dieron las mismas maestras antes de comenzar las clases:

– De ser posible, acompañarlos los primero días y realizar la separación de manera gradual (esto va a depender de las normas del colegio)

– Mi plan era quitarle el chupón para ir al cole, pero me recomendaron no hacerlo de golpe. El niño necesita de esos pequeños detalles en los que apoyarse para sentirse seguro.

– De igual manera, si tiene algún juguete o mantita de su preferencia, dejarlo que lo lleve. Una de las maestras nos contó que un niño en una oportunidad le gustaba llevar la dormilona de su mamá.

– Ser muy pacientes y acompañarlos de manera amorosa durante el proceso. Debemos recordar que para ellos son cambios bruscos y en muchos casos difíciles de afrontar. Debemos en todo momento hacerles saber que estamos ahi para ellos.

– Es importante estar muy atentos, porque en esta etapa es posible que se modifiquen ciertas conductas que ya estaban establecidas, como el sueño o las comidas. A medida que el niño se vaya adaptando todo volverá a su ritmo normal.

– Todos sabemos que el tráfico y la vida tan acelerada que llevamos a veces nos complican los horarios, pero es muy importante buscarlos a tiempo. Esperar solito mientras sus amigos ya se han ido todos puede ser muy frustrante.

– Por favor (esto es un pedido personal) trata de no faltar a ninguno de sus actos y/o actividades especiales. Para ellos es importante (y para papá y mamá también)

Por último y esto es una recomendación de acuerdo a mis preferencias personales, pero que a mi modo de ver, considero importante, a la hora de seleccionar un preescolar, prefiere uno que sea exclusivo para niños pequeños o en su defecto, si es un colegio grande, que la parte de preescolar esté separada del resto de los niveles. Tómate el tiempo de conocer a las maestras y crea una red de apoyo con el resto de las mamás. Whatsapp para esto es perfecto.

Por último, presta mucha atención a tu chipilin. Pregúntale como le fue, que hizo, con que amiguitos jugó, interésate por las actividades que realizó, fíjate en su comportamiento, actitudes, logros y evolución. Acompáñalo y disfruta porque es una etapa que única y fascinante que solo vivirás una vez (o hasta que tengas otro hijo, pero de seguro la experiencia no será la misma)

Anuncios

Un comentario en “1er Día en el Cole

  1. Este es uno de los motivos más difíciles de sobrellevar en nuestra vida y es separarnos de nuestros hijos cuando los llevamos por primera vez al colegio, al igual que para éllos también es muy difícil porque piensan que los estamos abandonando y no es tan fácil de superar.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s