¿Qué es la Mastitis?

mastitis

Todos arrastramos en la vida con ciertas frustraciones, con esos “hubiese querido que, pero…”

Yo tengo varios en todos los ámbitos de mi vida, pero alrededor de la maternidad, tengo 3 que me fastidian como espinitas clavadas en la planta del pie:

1.- Me hubiese encantado tener una familia más numerosa, tener 3 o 4 niños correteando por #VillaCaos. En realidad no es algo que ya no tenga solución, porque la idea de adoptar me ronda hace rato el corazón.

2.- Mis dos hijos fueron por cesárea. El primero fue ocho-mesino y a pesar de que hice todo mi trabajo de parto y le prometí al médico que pujaría con todas mis fuerzas, que por favor me dejara seguir intentando, terminaron llevándome a quirófano. Más tarde mi abuelo, que era médico, me explicó que a los ocho meses el bebé no está encajado aún, así que nunca entendió porque me pusieron a hacer trabajo de parto. Con el segundo embarazo, ya había cumplido los 40 años y por más que traté de convencerlo, mi médico no quiso arriesgarse. Consideró que la edad podría representar un riesgo y prefirió irse por lo seguro. Así que me quedé con las ganas de parir.

Y por último, pero no menos importante…

3.- Con ninguno de mis dos hijos pude llevar a cabo la lactancia materna de manera satisfactoria más allá del 3er mes. Con mi primer hijo privó la desinformación y las falsas creencias. Con la segunda, estaba resuelta a hacerlo, pero la mastitis me venció.

Como no tendré una nueva oportunidad para intentarlo, he decido contar mi historia para que otras puedan lograrlo si así lo desean.

Me había informado lo suficiente (o al menos así lo creí) para amamantar a mi bebé. Lo que no consideré es que la manera en que el bebé agarra el pezón no era la correcta. A los dos meses ya tenia los pezones rotos. Seguí intentando y en cada intento cometía un nuevo error. Cada vez estaba peor y me costaba más soportar el dolor. Un día, ya agotada, no pude más y me quedé dormida. Cuando desperté, tenía fiebre, mi mama izquierda estaba adolorida, caliente y enrojecida. Llamé a mi Doctor y me dijo que tenía una mastitis. Me recomendó continuar con la lactancia mientras me ponía en tratamiento. Las semanas siguientes intenté sacarme la leche con un extractor pero, el agotamiento, el dolor y la tristeza me vencieron.

Pero ¿qué es la mastitis?

La mastitis es inflamación de la glándula mamaria, debido a la obstrucción de los conductos de la leche. Puede ser de índole infeccioso, sobre todo en caso de presentarse agrietamiento de los pezones. En estos casos es posible que sea necesario tratamiento con antibióticos e incluso, en casos más severos, puede llegar a requerirse intervención quirúrgica.

Mi principal recomendación es la prevención. El correcto agarre del bebé así como la posición adecuada son fundamentales para lograr una lactancia materna exitosa. El bebé debe prenderse de la areola, no del pezón, ya que, por ser un tejido tan delicado, con la succión se agrietará con facilidad.

La mastitis puede ocurrir en cualquier fase de la lactancia, pero es mucho más común durante el primer mes. Es importante no interrumpir la lactancia en caso de presentarse.

Mother breastfeeding her child

Investiga en el centro donde darás a luz si hay algún servicio de lactancia materna donde puedan orientarte. Acompañarte de un Doula puede ser también una maravillosa alternativa. En general las madres necesitamos mucho acompañamiento, no solo de nuestras parejas y familiares, sino también de personas que estén preparadas y tengan la sensibilidad para abordar esas áreas en las que necesitarás apoyo.

Si ya estás atravesando por un episodio de mastitis o tienes síntomas parecidos a los que aquí describo, no dudes en comunicarte de inmediato con tu médico. Él es quien mejor podrá orientarte con el tratamiento a seguir.

La mastitis es una infección que no se debe ignorar. Si no se trata adecuadamente, puede resultar en complicaciones, como abscesos en el pecho, los cuales requieren antibióticos y cirugía para drenarlos.

Y si estás por dar a luz y quieres amamantar a tu bebé o tienes dudas, busca información, habla con tu médico o acércate a algún centro de lactancia materna!

La leche materna es el mejor alimento que podrás ofrecer a tu bebé durante sus primeros meses de vida!

Puedes leer también el link a continuación, en el que te comparto toda mi experiencia y algunos consejos de Valentina Castillo, que además de ser mi prima, es también Consejera de Lactancia Titulada por la UNICEF, facilitadora de nacimiento y más recientemente dirige un grupo de meditación.

https://madrestress.wordpress.com/2015/02/19/la-teta-el-amor-y-la-culpa/
Anuncios

Un comentario en “¿Qué es la Mastitis?

  1. Buen artículo sobre la mastitis, especialmente dirigida a las madres que están amamantando a sus hijos. Buenas recomendaciones como la posición del bebé a la hora de comer y la de las mamilas, igualmente los tiraleches y por supuesto la más importante: Llamar al médico al presentarse los síntomas señalados en dicho artículo. Una vez más felicitaciones por tan acertado escrtito.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s